Sandra Arriaza Tapia

Cestería

Pichidegua, Región del Libertador General Bernardo O’Higgins, Chile.

    Artesana cestera en hoja de choclo, de la localidad de Pichidegua, en la Región de O´Higgins, oficio que aprendió hace 20 años de maestras de la zona. Con esta fibra, que trenza, tiñe y cose a mano, realiza una gama de objetos que incluyen canastos, flores, nacimientos, ángeles y muñecas. Un trabajo por el obtuvo en 2017 el Premio a la Innovación en la Feria Internacional de Arte Popular, en Concepción.

    Conoce su trabajo

    Artesana cestera en hoja de choclo seca de la localidad de Pichidegua, en la Región de O´Higgins, oficio que aprendió hace 20 años de las maestras cesteras Dorila Román y Melania Cornejo.

    Esta fibra vegetal no proviene del choclo comestible, sino que de aquel que se cosecha a mano -entre enero y marzo-, y que se seca al aire libre con el fin de ser usado como alimento animal. Esas hojas de choclo secas son su materia prima, las que son teñidas tanto con pigmentos químicos (anilinas), como vegetales (cúrcuma, cuescos de palta, etc.).

    En sus trabajos, estas las usa completas o las trenza -en técnica de trenzado rústico- para realizar una gama de objetos que incluyen canastos, flores, nacimientos, ángeles y muñecas, las que son cosidas y confeccionadas completamente a mano. Un trabajo que ha expuesto en diversas ferias a nivel nacional y por el obtuvo, en 2017, el Premio a la Innovación en la Feria Internacional de Arte Popular, en Concepción.

    Recorre el taller de Sandra

    Conoce el trabajo de Sandra

    Canastos, flores, nacimientos, ángeles y muñecas confeccionadas a mano en hoja de choclo seca, por artesana con 20 años de oficio y rescata una tradición artesanal local.